Noticias

El “Salto Mágico” de Nieves y José

Fuente: Impulso Inicial

Los juegos inflables hacían muy feliz a la hija de Nieves Rubio, quien se dio cuenta de la oportunidad de negocio que esta entretención implicaba. Junto a su marido, José Luis, decidieron juntar sus ahorros y comprar un juego inflable usado que les permitió comenzar con su emprendimiento Salto Mágico (en Instagram @saltomagico).

Conscientes de que en Lota no había un lugar permanente con juegos inflables decidieron tomar la oportunidad e instalarse en la Playa Colcura en la Región del Biobío. Lograron conseguir todos los permisos necesarios con la Armada y la Municipalidad, compraron un tobogan usado y comenzaron con el desafío de entretener a los niños de la comuna. “Incluí la cama elástica de mi hija, compramos una máquina de algodón y una máquina de palomitas y ahora además tenemos el juego inflable que nos donó la Fundación Impulso Inicial”, explica Nieves.

Esta emprendedora piensa en grande, quiere sumar la venta de churros típicos del paseo a la playa y su anhelo es tener una casa de cumpleaños, en un sitio grande al aire libre para instalar los juegos y tener una piscina. Su idea es hacer algo mucho más integral donde incluso tengan espacio otros emprendedores para exponer y vender sus productos, como una especie de feria.

No todo ha sido fácil para ellos: “Con el estallido social las ventas empezaron a disminuir, pero al menos nos arrendaban los juegos para cumpleaños de los niños. Hoy con la pandemia, lamentablemente estamos en pana porque ni siquiera nos arriendan los juegos, lo que nos ha afectado bastante”, asegura Nieves.

Mientras no pueda funcionar su emprendimiento, ella continúa como bibliotecaria del Colegio Getsemani, empleo de emergencia que le brinda la Municipalidad de Lota, y su marido retomó su trabajo como maestro en estructuras metálicas.

“Quiero ver el futuro con optimismo. Aunque sé que esto va para largo, a medida que esto cambie, vendrán más posibilidades de actividades al aire libre y ahí esperamos volver a la playa y que nos contraten para el arriendo de los juegos. De todas maneras, ya estamos pensando en reinventarnos, yendo de población en población, donde podremos instalarnos en canchas para que los niños puedan disfrutar de la oferta que tenemos, que es especialmente pensada en ellos”, asegura Nieves.

El “Salto Mágico” de Nieves y José