Noticias

Floristas de La Serena obtienen insumos para sacar adelante su invernadero
Fuente: El Observatodo

Fueron beneficiadas con bulbos de Lilium para su invernadero de flores “Altue, Tierra Amada”.

Nadie creía que fuese posible sembrar y cosechar en el sector Los Porotitos, ubicado a casi 20 kilómetros al norte de La Serena. Sin embargo eso no fue impedimento para que cinco vecinas del sector presentaran y ganaran un proyecto que les permitiera tener sus propios invernaderos de flores.  

Suelen Alfaro, Patricia López, Herminia Gutiérrez, Margarita Muñoz y Erika Duyvestein emprendieron con un invernadero al que llamaron “Altue, tierra amada”.

Érika, de 48 años, líder de esta iniciativa, cuenta cada detalle de cómo lo lograron: “Supimos de un proyecto muy similar que realizaron en La Tirana, donde es más desierto que acá. Entonces nos preguntamos por qué lo podían hacer allá y no acá. Creíamos que podíamos hacerlo porque nosotras, ya reciclábamos el agua y lográbamos juntar 1.500 litros semanal por casa así que nos pusimos a plantar”. 

Con mucho trabajo estas emprendedoras lograron dar vida a este negocio, se ganaron un fondo para crear los dos primeros invernaderos, pero no contaban con los insumos para poder implementarlo. Por eso decidieron escribir a las redes sociales de la Fundación Impulso Inicial, que les entregó cuatro cajas de bulbos de Lilium para seguir plantando en su invernadero de flores. 

“Con el estallido social tuvimos pérdidas importantes porque no podíamos salir a vender, no teníamos cómo generar ingresos. La Fundación Impulso Inicial nos ayudó un montón con esas cajas porque nos dio materia prima para seguir trabajando y creciendo”, cuenta con emoción Erika. 

En casi dos años, Impulso Inicial ha apoyado a cerca de 1.700 personas de todas las regiones del país, en su mayoría emprendedores, a través de pequeños apoyos como maquinarias, insumos, herramientas o materias primas para dar un impulso a los negocios. 

“En Chile existe una enorme deuda hacia las mujeres emprendedoras, en cuanto a las oportunidades de financiamiento y acceso a herramientas para potenciar y sacar adelante sus negocios. En Impulso Inicial creemos que podemos ser un actor relevante y contribuir a disminuir la brecha; sobre todo en estos tiempos de crisis”, comenta Cristina Birrell, Directora Ejecutiva de la Fundación Impulso Inicial. 

Las cinco socias cuentan que la pandemia del coronavirus significó un segundo golpe a su emprendimiento, pero aquello no impidió que siguieran trabajando en su proyecto: “Nos estamos preparando para tener todo listo y vender el 1 de noviembre, fecha en la que se conmemora el “Día de todos los santos y en la que nuestras floren tienen mayor demanda”, asegura Erika.

Compartir