Noticias

«Impulso Inicial» de Fundación Luksic: el apoyo clave que obtuvo una emprendedora de la región para mantener su negocio

Fuente: El Tipógrafo

En tiempos difíciles como los que se viven actualmente, se hacen más necesarios los apoyos para las personas que buscan oportunidades para salir adelante. Y justamente eso es lo que tuvo Nicolle Valenzuela, una joven profesional que levantó su emprendimiento de kinesiología y estética en la comuna de Mostazal, Región de O’Higgins.

“Los tratamientos que ofrezco también tienen un impacto en la salud integral y en la autoestima. Muchos de los pacientes que recibo vienen con problemas psicológicos, inseguridades, depresión y este cambio físico es para ellos una forma de terapia”, relató la kinesióloga a El Tipógrafo.

La joven de 27 años, había logrado sortear con éxito la pandemia de coronavirus hasta que en agosto del 2020 su principal herramienta de trabajo, una máquina lipoláser, se quemó. En este momento crítico para la emprendedor entra a su vida el programa “Impulso Inicial” de Fundación Luksic, programa que busca llegar a emprendedores y deportistas de todo Chile que necesiten de un impulso para concretar sus metas, aportando económicamente a sus proyectos.

“Estaba desesperada”, reconoce Nicolle, quien a través de internet llegó al programa. Relata que tras escribirles, le respondieron que aceptarían su caso. “No lo podía creer, estaba muy contenta. Aprendí que siempre se van abriendo puertas y que no hay que cerrarse frente a un problema. Siempre hay una salida”, afirma la profesional.

Desde la creación de “Impulso Inicial” en el año 2018, se han apoyado más de 3.300 personas y organizaciones sin fines de lucro a nivel nacional, de las cuales 140 son de la Región de O’Higgins.

Aquí puedes revisar la noticia de El Tipógrafo.

«Impulso Inicial» de Fundación Luksic: el apoyo clave que obtuvo una emprendedora de la región para mantener su negocio