Noticias

Profesor ovallino es reconocido por el Programa Impulso Chileno

Cristóbal Fuentes: “Sercotec Ovalle me alentó a postular”

Cristóbal Fuentes es un emprendedor, uno de ideas fijas y con la perseverancia suficiente para lograr sus metas, aunque en el camino se encuentre con algunas trabas. Profesor del Liceo Agrícola Tadeo Perry Barnes, Cristóbal siempre ha trabajado en emprendimiento: “El emprendimiento forma parte de mi estilo de vida y como profesor de enseñanza Técnico Profesional, intento inculcar eso a mis alumnos “, señala con entusiasmo a el medio El Ovallino.

Ese entusiasmo lo llevó a crear un proyecto llamado ECO BEE que es un dispositivo que permite disminuir hasta en un 80% la mortalidad de las abejas. “Este proyecto nació a partir de una necesidad. Mi padre es apicultor y se dio cuenta que sus abejas habían escapado y otras habían muerto por agentes patógenos. Las abejas cuando hay cambios climáticos se fugan. La abeja Reina se va. Entonces mi papá me preguntó si como Ingeniero electrónico podía hacer algo para que eso no se repitiera o lo detectara antes para así aplicar las medidas correctivas”. Así nació Proyecto ECO BEE, uno de los 60 ganadores a nivel nacional del Premio Impulso Chileno, programa impulsado por Andrónico Luksic.

El problema de las abejas es un problema a nivel mundial. Solamente en Chile, la ONG Plan BEE, señala que la abeja muere a una tasa de 35% anual, con una tasa de natalidad de un 26%. Según estas Cifras entre 12 y 14 años la abeja se verá extinta en nuestro planeta y esto traerá consigo graves consecuencias para el mundo. De ahí la importancia del proyecto de Cristóbal y el éxito que tuvo en este concurso de emprendedores.

El año 2017, trabajando como profesor en el liceo ovallino, los alumnos lo vieron trabajar en ese proyecto, querían participar e ir a competencias de emprendimiento a nivel nacional. “Era una buena forma de validar si el producto era bueno o no y con los estudiantes ganamos el CREAR y EMPRENDER, el Go INNOVA de Inacap en la región y sacamos el tercer lugar a nivel nacional. Así validamos nuestro proyecto”, cuenta.

Sólo bastaba un impulso

Luego de varios intentos por conseguir recursos para poner en marcha el proyecto ECO BEE, Cristóbal llegó al Centro de Negocios Sercotec Ovalle.  “El centro me ha asesorado en todo. Mi asesor Junior, Dominique Ireland ha sido de gran ayuda. Ella fue la que me impulsó a inscribirme en Impulso Chileno. Me mandó el correo, pero ya no había cupos y quedé fuera. Fue increíble la convocatoria que tuvo esta competencia.  Claro, después se abrió un segundo llamado y ahí entre yo con apoyo de mi asesora, ya ella sabe desde un principio de que trata mi proyecto. Sabe todo lo que sufrí con el proyecto, porque al final lo que uno necesita es dinero para poner en marcha las ideas. La ayuda que me ha prestado el Centro ha sido impagable, con las asesorías y la confianza que han puesto en mi”, señala.

El 12 de noviembre de 2018 culminó la primera etapa. Fueron 300 los finalistas y se le pidió a cada uno de ellos un video presentando el proyecto. “El 5 de diciembre de 2018 nos avisan que ganamos y nos invitaron a Santiago para hacer entrega del dinero. Yo recibiría cinco millones de pesos y quedé en segundo lugar”.

El 15 de diciembre se presentó el proyecto como ganador y se les informó que no sólo sería el premio, es decir los cinco millones, sino también vendría una mentoría a cargo del MBA UC. “Son cuatro meses de mentoría y seguimiento, dos sábados al mes. Se terminan estas dos sesiones y se libera el 20% del premio, al mes siguiente el 30% y así hasta cumplir con el 100%. Tenemos que estudiar, tenemos clases de emprendimientos con los MBM. Son profesores del MBM que hacen las clases y nosotros vamos a recibir una certificación de estas clases”, cuenta con entusiasmo.

Proyecto ECO BEE

El Proyecto Eco Bee está en funcionamiento, pero Cristóbal es enfático en señalar que lo que necesita es el financiamiento para adecuar los últimos detalles en cuanto a la tecnología, porque se cambió por una mejor y más asequible para el usuario. “No queremos castigar el bolsillo de los usuarios. Necesitamos también hacer una producción masiva del proyecto. Yo hago clases de emprendimiento y les digo que no solo vean la oportunidad de negocios, sino que partan de una necesidad ambiental y de la sociedad. De ahí vemos el modelo de negocios. Si es una necesidad es real y que significa una problemática para varias personas, no solo para ti. Crear un proyecto por crear, no tiene sentido”, finaliza.

El proyecto ECO BEE es una maleta que se extiende y forma parte de un cajón langstrom de una colmena de abejas. Está alimentado por celdas solares y posee lo último en tecnología BIOTEC. Toma los parámetros de peso, temperatura y humedad y los sitúa en una plataforma para que se puedan ver en una  WEB  a través de un computador o por una aplicación de smartphone.

Profesor ovallino es reconocido por el Programa Impulso Chileno